Nadie pierde: La teoría de juegos y la lógica del destino humano (Metatemas) por Robert Wright

Nadie pierde: La teoría de juegos y la lógica del destino humano (Metatemas) por Robert Wright

Titulo del libro: Nadie pierde: La teoría de juegos y la lógica del destino humano (Metatemas)

Autor: Robert Wright

Número de páginas: 456 páginas

Fecha de lanzamiento: November 1, 2005

ISBN: 9788483104293

Editor: Tusquets Editores S.A.

Robert Wright con Nadie pierde: La teoría de juegos y la lógica del destino humano (Metatemas)

Nadie pierde: La teoría de juegos y la lógica del destino humano (Metatemas) por Robert Wright fue vendido por EUR 24,00 cada copia. El libro publicado por Tusquets Editores S.A.. Contiene 456 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Muchas personas, en particular los científicos, creen que cuanto más comprensible nos parece el universo, menos sentido le encontramos. Robert Wright no se cuenta entre ellos, pues la tesis de este libro apunta que tanto la evolución biológica como la historia humana siguen una dirección determinada. En él explica la creciente complejidad de la evolución biológica, tecnológica y social de la especie humana, y se propone dilucidar si la vida avanza hacia un fin concreto. Desde las sociedades de cazadores-recolectores de América, pasando por los reinos africanos y la tecnología china, Wright examina cómo hemos llegado a la actualidad, y aporta una vía de orientación al nuevo milenio. La clave está en que la vida puede observarse desde el punto de vista de la teoría de juegos (la lógica de «suma cero» y «suma no nula»): del mismo modo en que en algunos juegos el triunfo de un jugador no supone la derrota de los demás jugadores, la vida nos enseña que de la acumulación de juegos nace la complejidad social y la globalización. Wright guarda un as en la manga: si la implacable lógica de juegos señalaba desde los orígenes del hombre hacia la vida actual, entonces el destino desafía al caos mundial con una prueba de imaginación. «El destino de nuestra especie es elegir... Como protagonistas que somos, no podemos eludir sus consecuencias», afirma, e insta al lector a reflexionar.